Depósitos de inercia para mejorar el funcionamiento de los autos fórmula 1

Todos saben que los autos fórmula 1 tienen una estructura especial que le permiten alcanzar elevados kilómetros por hora cuando se encuentran dentro del campo de carreras, su forma achatada y cada elemento que lo compone se encuentra fabricado especialmente para que viaje lo más rápido que el motor permita, sin embargo, recientemente se ha estudiado la posibilidad de incluir dentro de su composición depósitos de inercia para alcanzar mayor velocidad cuando el corredor se encuentra en plena carrera, esto va a mantener la energía de la carrocería activa constantemente además de que es más ecológico, por lo cual puede ser un gran avance para la industria de los vehículos.

Dichos depósitos son utilizados regularmente para generar agua caliente sin necesidad de utilizar electricidad para ello, pero los mismos pueden ser modificados para que ese calor no sea emanado sino transformado en energía, la cual va a favorecer que la velocidad alcanzada por el motor ya que se incrementa, sin duda es una curiosa estrategia que aún se mantiene en estudio pero que podría ser la clave que necesitan los ingenieros mecánicos para crear una máquina muy veloz y al mismo tiempo sin hacer un daños significativo al planeta, porque se trata de una energía ecológica.

De acuerdo a los estudios científicos este depósito de inercia trabajaría de la mano con el clásico difusor que poseen todas las fórmulas 1, este es un elemento utilizado durante muchas décadas y ha tomado nuevamente protagonismo al ser relacionado con el depósito de inercia además de su perfección aerodinámica, este objeto es ubicado en la parte posterior del fondo del coche -específicamente bajo el alerón trasero- y se encarga de acelerar el flujo aerodinámico cuando se modifica el diferencial de presión entre la zona inferior y superior del coche; mientras más grande sea su tamaño más aire recibe lo que supone una mayor carga aerodinámica, además genera muy poca cantidad de drag por lo que se ha convertido en uno de los elementos preferidos por los ingenieros de la industria automovilística.

A su vez el depósito de inercia facilita el trabajo del sistema de recuperación de energía -o por sus siglas ERS-, el cual se integra en las nuevas unidades propulsoras quien además del motor tradicional de combustión, posee dentro dos sistemas de recuperación de energía: uno cinético y el otro térmico, ambos se complementan con una unidad de almacenaje y controles de gestión electrónicos.

Mientras que a su vez complementa sus funciones con el DRS o sistema de reducción de drag, este se ubica dentro del alerón trasero pero su posición puede variar de acuerdo a la expulsión de drag cuando va en las rectas, con el paso de los años se ha ido imponiendo el mecanismo hidraúlico para su accionamiento. Sin duda los depósitos de inercia han llegado para quedarse dentro de la industria del motor para fórmulas 1, cada vez son más los ingenieros que le dan la oportunidad a este curioso aparato de mostrar los beneficios que puede acarrear al ser integrado en estos automóviles creados para la velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *