Sexo, fiestas y velocidad: La carrera de Fórmula 1 visto con los ojos de James Hunt

Actualmente la nueva película de Ron Howard llamada “Rush” se inspira en el mundial de automovilismo vivido en el año 1976, este film ha reactivado el recuerdo del piloto más punk que ha dado jamás el deporte del motor mostrando su historia como famoso corredor de fórmula 1. James Hunt es un antiguo corredor que ha cambiado para siempre la historia de los corredores de Fórmula 1, hasta ahora no ha habido nadie que pudiera encarnar el arquetipo del piloto James Hunt quien fuera de la pista era considerado un ícono playboy para la época, su régimen especial de entrenamiento antes de cada carrera estaba compuesto por champán, Malboros y mucho porno y a pesar de todo ese descontrol logró ser el campeón del mundo a nivel de Fórmula 1, pero mas allá de todos sus méritos deportivos, fue su inusual comportamiento lo que lo convirtió en todo un símbolo para su época, además de uno de los más grandes en el deporte del motor, incluso luego de 20 años de su muerte aún su leyenda permanece.

La película se basa en una entrevista que le fue hecha a James Hunt el 24 de octubre del años 1976, la cual fue ejecutada en directo por la compañía BBC luego de que lograra conquistar el mundial de Fórmula 1 en Japón; su padre se encontraba en el plato mientras miles de británicos permanecen enganchados a la televisión, muy orgullosos del desenvolvimiento de su compatriota, antes de que se despidiera la conexión del programa el presentador del mismo llamado Dickie Davies le preguntó a James cuales eran sus planes inmediatos, a lo que el respondió sin siquiera pestañear: “Voy a emborracharme por un rato”.

Al momento nadie se inmutó más allá de unas largas sonrisas cómplices de sus declaraciones, sus rutinas de fiesta, sexo y alcohol eran bastante conocidas tanto así que durante las dos semanas anteriores a la carrera decisiva por el gran premio, su preparación había consistido en un festín lleno de alcohol, cocaína y marihuana mientras se acostaba con 33 azafatas trabajadoras del British Airways en su habitación dentro del hotel Hilton ubicado en Tokio.

James nació en el seno de una familia bastante acomodada, pero desde que asistió a una carrera por el Gran Premio en Silverstone como regalo en su cumpleaños número 18 supo que su sueño sería ser campeón del mundo en Fórmula 1, luego de una trayectoria bastante tortuosa e indisciplinada pudo cumplir su sueño en el año 1976 luego de que ganara una época batalla con el corredor Niki Lauda quien recientemente ha participado en la película “Rush” dirigida por Ron Howard.

Ganar un solo campeonato y un puñado de carreras ganadas pueden parecer pequeños logros discretos si se les compara con el palmarés de las grandes estrellas de la modalidad, pero ningún otro piloto -exceptuando quizás a Ayrton Senna- ha podido alcanzar su potencial, del mismo modo que muchos aficionados jóvenes fijan el día de la muerte de Senna como el inicio de su afición por las carreras, mientras que muchos seguidores veteranos por el deporte de Fórmula 1 descubrieron su pasión gracias a James Hunt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *